Capacitación, Tecnología o Crédito para PYMES
1 julio, 2019
Instan a mipymes a organizarse por sectores para capacitarse
1 julio, 2019

El Dólar y las MIPYMES

La escalada del dólar puede ser un factor negativo para la importación, pero positiva para el sector económico de las mipymes, que no requiere de materias primas del exterior.

Si bien es cierto que el mercado del consumo se puede ver frenado, en su expansión, debido a la presión del tipo de cambio, muchos consumidores migran en situaciones como esta a los productos de corte netamente nacional, buscando precios.

Muchas mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), como, por ejemplo, las que trabajan en los reconocidos sectores del cuero y de prendas de algodón, como en producción de alimentos, pueden impulsarse en la mente de los consumidores aprovechando la coyuntura del tipo de cambio.

Según expertos en marketing consultados, los mayores precios de los importados generan, como es lógico, una migración de consumidores que puede ayudar a las marcas de las mipymes.

Estos expertos consideran que desde el gobierno y las organizaciones sectoriales de estas empresas se debe trabajar para que los actores -sobre todo los más chicos- sepan capitalizar este tipo de circunstancias para volverse competitivas.

Una mayor capacitación en uso de herramientas tecnológicas, para promoción sin mayor costo que el acceso a Internet, a través de una computadora, puede ser una de las áreas en las que se debe insistir para aprovechar marcos económicos que puedan instalar un escenario, que se vuelva sostenible en el tiempo.

Por su parte, analistas económicos explican que el mercado de micro y pequeñas empresas (mipyes), con marcas formalizadas, tiende a aumentar con un dólar caro. Estos productos además no solo adquieren relevancia para el consumo local, también para el exterior, sobre todo en zonas fronterizas con la Argentina y Brasil, donde la escalada del dólar es muy superior.

De acuerdo con Liana Caballero, miembro del Directorio del Banco Central del Paraguay (BCP), la escalada del dólar en el país está muy por debajo de lo que ocurre en los principales socios comerciales Argentina y Brasil. La importante ejecutiva del BCP indicó a la prensa, que, mientras que el tipo de cambio acumuló aquí una variación de 12%, entre 2018 y -lo que va de- 2019, en el primero de los vecinos citados ya es de 120% y de 13%, en el segundo.

Caballero significó que la escalada de la divisa estadounidense se debe a los ajustes en su tasa realizados por su Reserva Federal. Esto, explicó, tiene su impacto, que en febrero último fue de un bajón de 2% en el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), pero más que nada por la sequía que afectó a la producción de soja y otros, no por las pocas ventas al consumo.