Un largo camino hacia la recuperación económica

Sabores y Arte – Calidad en cada bocado
15 octubre, 2020
Expertos compartirán herramientas para enfrentar los desafíos actuales
15 octubre, 2020

Un largo camino hacia la recuperación económica

Después de un extenso periodo de pausa, el segmento relacionado a la organización de eventos inició el proceso de reactivación. 

Luego de siete meses, este sector tuvo el visto bueno del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS)  para retomar sus actividades. En principio, el objetivo es buscar la reactivación laboral y enfocarse en una futura recuperación económica. 

Gustavo Giménez, vicepresidente de la Asociación de Empresas Paraguayas Proveedoras para Eventos (Aseppe), expresó que las cantidades de personas aprobadas inicialmente no permiten pensar en una reactivación. No obstante,  ofrece la oportunidad de volver a generar ingresos genuinos, manifestó.

Fueron meses de enormes dificultades para el sector. Giménez comentó que varios socios de Aseppe se vieron obligados a sacrificar su patrimonio para continuar en el ruedo, y muchos otros tuvieron que migrar hacia rubros desconocidos en busca de oportunidades. 

“Para  todos ha sido un tema muy complejo. Para nosotros puntualmente, esta situación fue sangrienta. Ahora que se reactiva la actividad, el objetivo para más adelante es buscar la recuperación del negocio”. 

Repercusión en la microeconomía 

La organización y producción de eventos implica directamente el movimiento comercial para diversos rubros, como el alquiler del espacio físico, sillas y mesas, el servicio de catering, o la contratación de profesionales en la organización, decoradores y fotógrafos. 

Sin embargo, detrás de este segmento muchos otros rubros tienen la oportunidad de incrementar sus actividades comerciales. Centros de belleza, la venta de artículos de vestir y regalos o los servicios de hospedajes también tienen mayores posibilidades con la reactivación de los eventos. “Un sector grande de la economía se reactiva en función a la organización de eventos”, destacó Giménez. 

Otro aspecto, no menos importante, es que los eventos son actividades sociales esenciales para el ser humano, con una repercusión positiva en lo referente a la salud mental. Este factor no se tuvo en cuenta durante la cuarentena sanitaria. 

Etapas 

Para la primera etapa, el calendario establecido para este segmento se inició el pasado 1 de octubre y culminó ayer, con eventos limitados a treinta personas y en espacios a cielo abierto o bajo carpas. 

Hoy se inicia la segunda etapa, que se extiende hasta el 15 de noviembre. En está, se otorga la posibilidad de incrementar la cantidad de personas a cincuenta. También se permite espacios mixtos. Es decir, con un 50% del aforo en lugares cerrado y el resto a cielo abierto. 

Dentro del cronograma de reactivación se tiene prevista una evaluación a mediados de noviembre. De acuerdo a los resultados, se ampliará la cantidad de personas. También se analizará la posibilidad de reiniciar los eventos infantiles. 

Para los encuentros masivos, como son los recitales, todavía no se tiene marcada una fecha. En principio, no está previsto reiniciar este tipo de actividades antes de mayo del próximo año.